Información General

BID plantea “impuesto a la renta personal”

Agencias - En los países latinoamericanos, el componente personal del ISR es muy débil porque aporta sólo 8 por ciento del total.
*El ISR es considerado como la columna vertebral del sistema tributario en el mundo porque liga ahorro con inversión, indicó el BID
10/11/2017-México-La Jornada
Con la globalización, los aranceles desaparecieron como pilar de la recaudación fiscal pero también se redujo el impuesto sobre la renta (ISR) a empresas como una medida adoptada por los gobiernos para atraer más inversiones y hacer más competitivos a sus países, lo que ha dado lugar a “rebajas ininterrumpidas a las tasas que gravan la renta empresarial” y hasta “reducciones abusivas” por dar tratamientos generosos a las ganancias de capital e intereses, indicó el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La recaudación del ISR como porcentaje del PIB se ha estancado en el mundo pese a la concentración del ingreso y en América Latina la situación es peor, porque 10 por ciento de la población más rica y que concentra 40 por ciento del ingreso, apenas pagó una tasa efectiva de 2.3 por ciento de dicho impuesto en esta década, precisó el organismo.

Por décadas y hasta nuestros días, el ISR representa casi 40 por ciento de la recaudación total realizada entre los países que conforman la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). Casi el 30 por ciento del ISR recaudado a nivel mundial proviene de las personas físicas, lo que implica casi el 9.4 por ciento del producto interno bruto (PIB), en tanto que las empresas aportan sólo el 8 por ciento del gravamen y apenas 2.5 por ciento del PIB.

En los países latinoamericanos, el componente personal del ISR es muy débil porque aporta sólo 8 por ciento del total, equivalente a menos del 2 por ciento del PIB de la región, mientras que las empresas contribuyen con el 14 por ciento del total del ISR, que representa 3.1 por ciento del PIB.

El ISR es considerado como la columna vertebral del sistema tributario en el mundo porque liga ahorro con inversión, indicó el BID. Ya ha superado los 200 años de existencia y ha sido tradicionalmente “el mayor recaudador en la historia de la humanidad” por su adaptación y gran flexibilidad a los cambios económicos, políticos, sociales y culturales, además de las transformaciones mundiales en el comercio, los avances tecnológicos en administración y los diferentes modelos de política fiscal. Incluso ha sido causa de tensión social y financiador de guerras.

Sin embargo, el BID indica en un análisis que los cambios administrativos y fiscales que se han sucedido en el mundo tras la crisis financiera de 2008, así como el mayor impulso a la transparencia tributaria representan un desafío y oportunidad para modificar el diseño de dicho impuesto.

El economista fiscal y líder principal del BID, Alberto Barreix, plantea que se debe establecer un “impuesto a la renta personal” que contemple todos los ingresos que tenga cada individuo en el mundo, incluyendo renta empresarial y capital, con el fin de aumentar la recaudación fiscal pero también para que ésta sea equitativa, eficiente y simple, aunque el tratamiento tributario final de la renta mundial del individuo corresponderá aplicarlo al país donde tenga su residencia.

En el documento del BID se argumenta que una de las principales causas de la crisis financiera de 2008 fue la debilidad regulatoria en los mercados financieros y particularmente la opacidad de la actividad financiera en el mercado hipotecario, además de que por el uso de ciertas formas jurídicas, como los fondos de inversión o los trusts, existe opacidad y poco control público en flujos financieros, aunado a negligencia y complicidad para la evasión y elusión fiscal.

Los sistemas financieros han requerido enormes rescates en un entorno de inseguridad generalizada al tiempo que contribuyeron al crecimiento vertiginoso de la deuda soberana para recapitalizar los mercados, con otras consecuencias como la concentración del ingreso y el incremento del desempleo, particularmente entre los jóvenes.

Así que, basándose en la conquista de la transparencia, el BID lanza su propuesta para un nuevo diseño en el ISR que es el núcleo de la política tributaria para que incluya “toda la renta mundial del contribuyente sobre la base devengada y en integración completa con el impuesto sobre la renta empresarial (IRE).

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2017/11/09/reduccion-del-isr-un-tratamiento-generoso-a-las-ganancias-de-capital201d-bid-9355.html

Video