Solo Boletin

Acecha al acero 'guerra eléctrica'

Agencias -
*"La Ley de Transición Energética tiene cosas que tirarían por la borda todo el esfuerzo que se hizo con la reforma energética".
31/07/2015-Monterrey, NL.-Alfredo González
La crisis nacional del acero por las importaciones en condiciones de competencia desleal, que ha llevado a anunciar el recorte de hasta 30 mil plazas laborales, amenaza con agravarse ahora ante un encarecimiento de la electricidad, de la que este sector es el principal consumidor privado en México.

De acuerdo con las cúpulas de la industria, si se aprueba en septiembre la iniciativa de Ley de Transición Energética en materia de uso de energía "verde", ésta les acarrearía costos adicionales de electricidad por 16 mil millones de dólares anuales.

La mayor parte de este costo sería en nuevas inversiones en plantas generadoras con tecnología más cara, como la eólica o solar, pero también en el pago de multas por incumplir los requisitos.

Un análisis sobre el impacto de la Ley de Transición Energética elaborado por la Confederación de Cámaras Industriales de la República Mexicana (Concamin) advierte que la normativa implicaría que un 88 por ciento de los nuevos proyectos de generación eléctrica a instalarse en México deberán ser con energías limpias para cumplir las metas de reducir la obtenida de fuentes fósiles como gas, diesel o combustóleo.

"Es algo de lo que casi nadie ha hablado, parece que nadie se ha dado cuenta de lo que se avecina", señaló Juan Antonio Reboulen Bernal, director de relaciones institucionales de Deacero.

Régulo Salinas Garza, presidente de la Comisión de Energía de Concamin, rechazó que haya manera de poder instalar tanta capacidad de generación limpia, de mantenerse las definidas como tales en la Ley.

"Lo que dicen los estudios internacionales es que la diferencia de costos entre la electricidad que se obtiene de una planta de generación de ciclo combinado a base de gas y vapor y una planta eólica pudiera ser de entre 10 y 14 dólares".

Pero estimó que como la Ley obliga a las empresas a obtener certificados de emisiones limpias y hay multas por no tenerlos, los costos podrían alcanzar entre 28 y 30 dólares más.

Máximo Vedoya, presidente de Ternium México, alertó que dicha legislación acabaría con los beneficios de la reforma energética para las empresas.

"La Ley de Transición Energética tiene cosas que tirarían por la borda todo el esfuerzo que se hizo con la reforma energética".

Salinas Garza recordó que, aunque han bajado, apenas en diciembre las tarifas eléctricas para la industria mexicana estaban un 52 por ciento arriba de las estadounidenses y que será insostenible alcanzar las metas de la nueva legislación.

El Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, dijo que es prematuro pensar que aumentará el costo de la energía, pues la Ley aún está a consideración en el Senado.


Fuente: EL Financiero, 270715.

Video