Solo Boletin

Producen biodiesel y biogás a partir de microalgas y plantas acuáticas, en el INECOL

Agencias - El proyecto, dirigido por la doctora Eugenia Olguín, inició en 2011 en condiciones de laboratorio pero ahora se inicia con el escalamiento para las pruebas piloto.
*La que opera en el INECOL, es la primera planta piloto que busca un escalamiento en México y Latinoamérica
14/01/2016-Xalapa, Ver.-boletín
Con la utilización de aguas contaminadas con descargas domésticas del río Sordo, se cultivan microalgas que a su vez producen biodiesel y biogás, en el Instituto de Ecología (INECOL).

Se trata del proyecto “Biorefinería para la producción de biogás y biodiesel a partir de microalgas y aguas residuales”, que se desarrolla con el objetivo de que biodiesel obtenido tenga muy buena calidad y pueda ser usado en los motores diésel sin necesidad de ningún tipo de aditamento o transformación.

El proyecto, que es financiado por la Secretaría de Energía (SENER) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), dirigido por la doctora Eugenia Olguín, inició en 2011 en condiciones de laboratorio pero ahora se inicia con el escalamiento para las pruebas piloto.

“Se trata de desarrollar biocombustibles, porque sabemos que los derivados del petróleo tienen problemas tanto de contaminación como de escasez”, explicó Erik González Portela, integrante de la Unidad de Biotecnología Ambiental del INECOL.

Detalló que este sistema sustentable, consiste en generar una laguna de fitotratamiento, en donde se busca que el agua alcance la concentración óptima ideal para el cultivo de microalgas oleaginosas, es decir, con capacidad de acumular lípidos en sus células.

Se hace un escalamiento desde nivel matraz hasta nivel semipiloto para posteriormente tener una producción de varios miles de litros de cultivo de algas y mediante un proceso químico transformarlas a biodiesel y de la biomasa que resta se produce biogás.

El río Sordo se contamina con el río Carneros, así que a través de un sistema de pretratamiento con las raíces de una planta llamada “lechuga de agua”, lechuguilla, repollo de agua, repollito de agua, (Pistia stratiotes) se hace un filtro natural y ayuda a sedimentar el exceso de nutrientes y sólidos suspendidos para obtener un agua que puede ser aprovechada por las microalgas.

La que opera en el INECOL, es la primera planta piloto que busca un escalamiento en México y Latinoamérica, además de la producción de biodiesel, se han hecho experimentos para utilizar todas las materias primas, un ejemplo es que con la biomasa de las algas además de utilizar sus lípidos, se pueden manipular pigmentos para la industria farmacéutica o de alimentos y producir alimento para peces.

Video