Solo Boletin

ZEE cuentan con 50 inversionistas potenciales

Agencias -
*Sin embargo, los capitales están condicionados a la definición de los incentivos fiscales y no fiscales que otorgarán los gobiernos estatales
28/10/2016-Guadalajara, Jal.-El Economista
El proyecto de las Zonas Económicas Especiales (ZEE) cuenta hasta el momento con 50 inversionistas potenciales nacionales e internacionales, que podrían desarrollar un clúster y anclar a las grandes empresas con proveedores, las cuales arrancarían operaciones a partir del 2018.

Gerardo Gutiérrez Candiani, titular de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las ZEE, sostuvo que existe gran interés de empresas del sector agroindustrial, acero y diversas manufacturas para invertir en el sur-sureste de México, porque actualmente la zona está concentrada en el comercio.

Sin embargo, dijo que los capitales están condicionados a la definición de los incentivos fiscales y no fiscales que otorgarán los gobiernos a los entes económicos.

Al participar en la Reunión Anual de Industriales (RAI) 2016 celebrada en Guadalajara, Jalisco, el responsable de la política de desarrollo del sureste refirió que el decreto de creación de las ZEE sobre la delimitación de la tierra estará listo a finales de este año, con el que se busca disminuir el riesgo de invertir en determinada zona y ofrecer certeza jurídica.

De acuerdo con un análisis del Banco Mundial (BM) y el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), se prevé que las entidades de Oaxaca, Guerrero, Michoacán y Chiapas elevarán su crecimiento a 50% en los próximos 20 años, con lo que se disminuirá la brecha de crecimiento a la mitad con los estados del norte, explicó Abraham Zamora, director del banco de desarrollo.

Para ello, Banobras apoyará al sector privado con financiamiento en proyectos con hasta 70% del crédito en temas desde gasoductos, eléctricos, autopistas, entre otros.

“México ofrece estabilidad económica y un nuevo marco jurídico que amplía las oportunidades de inversión en sectores donde anteriormente no se permitía la participación privada. En ese contexto, se crearán las primeras Zonas Económicas Especiales (ZEE), que son una magnífica oportunidad de generar riqueza en las regiones del país que más lo requieren”, definió Zamora.

En ese sentido, Gutiérrez Candiani condicionó que el paquete de incentivos deberá “ser profundamente agresivo, tomando las mejores prácticas internacionales y siendo muy competitivos con lo que se ofrezca en otras zonas del mundo”.

La respuesta tiene que ser contundente; se debe tener certidumbre jurídica a través del área que se va a delimitar y se va a hacer zona económica, así como se tiene que realizar un proceso de desregulación y simplificación muy importante que ya se está iniciando, especificó.

El titular de los proyectos de las ZEE mencionó que se revisa con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) una bolsa de recursos por 2,000 millones de pesos para el ejercicio del 2017. “Buscaremos poner el dinero, que no hay mucho, donde tenga el mayor impacto, en las obras de infraestructura que ayuden a detonar lo que queremos en las Zonas Económicas Especiales, con una visión a ocho o 10 años, identificados con los gobiernos de los estados y el federal”, expresó Gutiérrez Candiani.

Mediano plazo

Leonardo Iacovone, economista senior de la Práctica de Comercio y Competitividad del BM, señaló que el proyecto de las ZEE impulsará una expansión del Producto Interno Bruto (PIB) nacional en un mediano plazo, unos cinco o 10 años después de su ejecución.

Ante un contexto económico lento, más una importante depreciación del peso frente al dólar, explicó que el proyecto, donde el Banco Mundial es uno de los asesores, está enfocado en crear inversión global orientada a exportaciones, un elemento que juega a favor del atractivo para los inversionistas y mejora los márgenes de las ganancias.

Entrevistado por El Economista, Iacovone advirtió que las ZEE no se pueden ver como un instrumento contracíclico, porque está dirigido a inversionistas que buscan oportunidades de largo plazo.

“Hemos conversado con el gobierno y tenemos claro que no es un proyecto anticíclico de corto plazo. Lo será en el mediano plazo porque revertirá el ciclo de bajo crecimiento. Pero no se puede perder de vista que este tipo de proyectos de inversión llega a madurar en 10 años”.

Según un estudio de Banobras, hay una identificación de al menos 140 proyectos con el objetivo de mejorar la conectividad de dichas regiones, para ello se estima que la inversión requerida sería de 114,822 millones de pesos en un periodo de hasta 10 años, monto que se sumará a las inversiones que se esperan.

¿Qué son las Zonas Económicas Especiales?

Debido a un escenario económico regional en detrimento, se creó la Ley Federal de Zonas Económicas Especiales, que tiene por objeto reducir la pobreza y el rezago de desarrollo social a través del fomento de la inversión, productividad y competitividad.

Se consideran Zonas Económicas Especiales (ZEE) el Puerto Lázaro Cárdenas, que incluye municipios vecinos de Michoacán y el estado de Guerrero; el Corredor del Istmo de Tehuantepec, que circunscribe los polos de Coatzacoalcos, Veracruz; Salina Cruz, Oaxaca; y el Puerto Chiapas, en Chiapas.

Dichos territorios tienen en común el mayor nivel de pobreza -con más de 58% de sus habitantes en esta situación- así como la debilidad económica.

Aunado a ello, también se posicionan en los primeros lugares dentro del sector laboral informal con más de 69% de su población ocupada en ese mercado.

Por otro lado, las ZEE poseen una ubicación estratégica, ventajas logísticas y potencial productivo. El Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2017 propone asignar 2,000 millones de pesos para las ZEE.

http://eleconomista.com.mx/estados/2016/10/09/zee-cuentan-50-inversionistas-potenciales

Video